Desayuno con Teresa Baró en el ICASV

Ayer tuvimos el privilegio de contar con DSC_0332Teresa Baró en una nueva edición de nuestros Desayunos Formativos para Abogados, en el ICASV. Teresa es probablemente la mayor experta en comunicación no verbal de este país, y nos deleitó con una visión sobre esta materia enfocada a la realidad de los despachos.

Autora de varios exitosos libros (La gran guía del lenguaje no verbal es de lectura obligatoria, y la Guía ilustrada de los insultos, un divertido acercamiento a las grandes diferencias del significado de los gestos según culturas y países, muy útil si viajas por el mundo), colaboradora de la 2 con un espacio semanal, experta asesora de políticos y profesionales… En su web www.teresabaro.com comparte su conocimiento, mediante sus artículos y los videos de sus apariciones televisivas.

La verdad, disfruté muchísimo en la mañana de ayer. Por el contenido y calidad de la charla, pr el ambiente -estuvimos en una preciosa sala abuhardillada, y el sol entraba por las ventanas- y por la participación de los 20 profesionales que nos acompañaron.

DSC_0341El autor del post, presentando a Teresa al comienzo de la charla

La comunicación no verbal es fundamental a la hora de conseguir nuestros objetivos: convencer, emocionar, seducir, aportar credibilidad… Albert Mehrabian atribuía a la parte verbal de la comunicación un 7% del impacto total, frente al 38% de la paraverbal (fundamentalmente, uso de la voz) y 55% de la comunicación no verbal (actitud, gestos…) Por tanto, parece importante dominar unas herramientas que nadie nos enseña a utilizar, ni en la familia, ni en la educación reglada. Teresa, sobre este punto, decía; “mi padre me enseñó a bailar un vals, pero no a estrechar la mano”

Hablamos sobre las implicaciones de la comunicación no verbal en los despachos: Aspectos como el propio escenario, la forma en la que se recibe al cliente, cómo distribuirnos en la mesa de reuniones… Todos los detalles tienen que acompañar al mensaje que queremos transmitir, de fiabilidad, profesionalidad y cercanía. No basta con ser un gran técnico y especialista. De hecho, no se puede hacer gala abiertamente de ello. El cliente lo tiene que percibir, y llevarse consigo la certeza de que “yo importo a mi abogado”

La comunicación en sala también es un factor elemental. Ganar la batalla por la credibilidad es importante. Las palabras que utilicemos cuentan, por supuesto, pero deben ir acompañadas de una actitud, una gestualización, que refuercen nuestras tesis. Porque el uso de la palabra es la parte más consciente de la comunicación, y por ello, la más proclive a manipulaciones mejor o peor intencionadas. Pero acompañarla de actitudes, ritmos (un buen uso del tiempo), tonos de voz… refuerza constantemente el mensaje y lo hace mucho más efectivo. Nos resulta mucho más fácil recordar emociones y sensaciones que palabras (recuerdo el argumento de la película, si me gustó, si me llenó y me hizo vibrar o me pareció un bodrio, pero raramente recordaré los diálogos enteros)

Conocer el impacto de la comunicación no verbal nos abre la puerta a utilizar una muy poderosa herramienta. Dominándola, podemos planificar nuestra comunicación en función de las circunstancias y de los objetivos. Solo hay un secreto: Tiene que resultar natural, y por ello, ensayar y practicar -como en cualquier disciplina- es la llave del éxito.

  • Enviar a un amigo

Categorías

Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Campos obligatorios

*