Se apasionado, se el mejor, y busca la disposición a pagar

Hay conceptos que de tan simples y evidentes parece que son una verdad universal que llevamos dentro de manera innata, que conocemos por ciencia infusa y que, sin embargo, no se nos habían ocurrido hasta que alguien nos los cuenta o nos los encontramos en alguna lectura. Son de esas cosas que, una vez vista, piensas “pues claro”. Y el concepto de círculos de Collins es una de esas verdades, que, en lo que se refiere a este post, se relacionan directamente con las cualidades que debe tener la idea de desarrollo de negocio o de emprendiemiento.

De una manera muy compacta, los círculos de Collins nos dicen que para tener las mayores posibilidades de éxito en nuestros proyectos, debemos orientarnos hacia algo que nos apasione, en lo que podamos ser los mejores, y por lo que nuestros clientes estén dispuestos a pagar. Esta es una idea muy poderosa, que resume a la perfección muchas de las cosas que a día de hoy son mantras en materia de desarrollo de negocio y emprendimiento. Solo que lo dice de una manera muy simple -engañosamente simple-

Hay una interpretación de este concepto que me parece muy acertada si de lo que estamos hablando es de emprender. Según esta interpretación, hay una mayor predisposición a que aparezcan buenas ideas sobre nuevos negocios en nuestro entorno más cercano, entendido en un sentido amplio: relaciones personales, experiencia previa, aficiones que nos gusten especialmente… Para ilustrar este concepto, os recomiendo que leáis este post de el Blog Salmón. Id al final, y leed el caso de Bruce Dickinson. Si, el cantante de Iron Maiden. Y creador de Cardiff Aviation. ¿Un cantante heavy dueño de una empresa de reparación de aviones? ¿Pero donde está Collins en todo esto? Si os digo que Bruce es piloto de aviación, la cosa empieza a tener sentido…

CIRCULOS DE COLLINSVolvamos a situarnos en lo que nos ocupa: La imagen de arriba nos muestra la representación gráfica de Los Círculos de Collins. Nuestra idea tendrá los mejores mimbres para poder salir adelante si se ubica en el punto de intersección de los 3 círculos.

Más en profundidad, ¿qué quiere decir que cada uno de estos 3 conceptos? ¿Y por qué nos dan unas mejores posibilidades de triunfo?

  • Pasión: Tanto si estamos generando un nuevo proyecto para nuestra empresa como si estamos pensando en crear una nueva, la pasión será el ancla que nos permita seguir adelante frente a los problemas que -seguro- surgirán. Usando uno de esos palabros tan de moda, nos otorgará resiliencia. Además, esta pasión será percibida por clientes e inversores, en la venta del servicio, o en la venta del proyecto. Ayudará a nuestra credibilidad.
  • Ser el mejor: Porque en un mercado que tiende a la comoditización, a la percepción de indiferenciación de las empresas de servicios, a una menor percepción de valor de lo que hacemos por parte de nuestros clientes, ser el mejor es sencillamente una condición necesaria pero no suficiente para que el proyecto sobreviva. Ser el mejor, y demostrarlo, incrementará nuestra reputación y nuestra imagen de marca. Y tendrá un papel decisorio a la hora de llegar al último de los 3 círculos: La disposición a pagar.
  • Disposición a pagar: Una idea feliz respecto del mejor servicio del mundo no vale nada si no hay clientes que estén dispuestos a pagar por ella. Obvio de toda obviedad pero no debe serlo tanto cuando hay tantos proyectos que fracasan. Y muchas veces, porque no se ha llevado a cabo el trabajo previo de hablar con los clientes y saber qué piensan, qué quieren y si le dan valor como para pagar por ello.

En definitiva, tanto si lo que buscamos es hacer crecer nuestro negocio actual como si estamos pensando en emprender uno nuevo:

Se apasionado, se el mejor, y busca la disposición a pagar de tus clientes.

  • Enviar a un amigo

Categorías

Estrategia