Jurisdicciones Offshore, una rápida visión acerca de sus características, principales ventajas y su relación con el blanqueo de capitales.

En los últimos tiempos estamos asistiendo al cerco, cada vez más reducido, con el que ciertos entes económicos limitan la realización de operaciones con el dinero proveniente de estas jurisdicciones. El objetivo de este artículo es describir las principales ventajas y características de dichas jurisdicciones y que se puedan extraer las conclusiones adecuadas de por qué están tan ligadas al fenómeno del blanqueo de capitales.

1.-¿Qué es una sociedad offshore?

Una sociedad offshore es una empresa registrada en un país (en algunos casos un paraíso fiscal) distinto a donde realiza su actividad económica o comercial.

Cuando se habla de sociedades constituidas en una jurisdicción offshore, se hace referencia de forma general al hecho de que una sociedad es constituida en un país distinto al que va a ejercer su actividad. Pero lo que califica a una sociedad offshore desde el punto de vista de España, no es únicamente el hecho de que esté constituida en un país extranjero como por ejemplo Argentina, y realice actividades tanto en ese país extranjero como en España, sino el hecho de que esté constituida en un país extranjero y que realice su actividad exclusivamente fuera del mismo, teniendo ese país extranjero la consideración de jurisdicción offshore en base unas determinadas características que se verán a continuación. El gran atractivo de este tipo de empresas reside en las ventajas legales y fiscales que ofrecen.

2.- Principales características

Las sociedades offshore se caracterizan principalmente por ser sociedades con:

• Bajo coste económico de creación y mantenimiento

• Facilidad y rapidez de formación. En la mayoría de las jurisdicciones se puede crear una sociedad offshore de 24 a 72 horas.

• Administración simple. Las sociedades offshore son fáciles de administrar. En muchas jurisdicciones, estas sociedades no están obligadas a presentar las cuentas anuales. Esto simplifica la administración de la sociedad y reducir costes de contabilidad.

• Exención de impuestos. Las sociedades offshore están exentas de pagar muchos de los impuestos a los que deben hacer frente el resto de sociedades.

• Alta confidencialidad y poca transparencia. Todas las jurisdicciones cuentan con leyes de privacidad. En muchas jurisdicciones no es necesario comunicar al registro mercantil los datos de los directores y accionistas de la sociedad. En las jurisdicciones en las que estos datos sí que deben ser comunicados al organismo pertinente, se permite utilizar directores y accionistas fiduciarios.

3.-¿Qué tipos de sociedades offshore existen?

Existen diferentes tipos de sociedades y formas jurídicas que se pueden adoptar:

La forma más común de sociedad offshore es la llamada IBC (Internacional Business Company), que significa compañía de negocios internacional. Este tipo de sociedad existe prácticamente en todas las jurisdicciones offshore, si bien en algunas bajo otras denominaciones. Desde el punto de vista jurídico, normalmente adopta forma de sociedad de responsabilidad limitada o de sociedad anónima. Aunque en las sociedades offshore la privacidad siempre está garantizada, la máxima confidencialidad se consigue en el caso de sociedades anónimas con acciones al portador. Las acciones pueden ser nominales o al portador, con valor económico determinado o sin él. Una de sus aplicaciones es el pago de dividendos a través de ellas en jurisdicciones de poca o nula fiscalidad.

No obstante lo anterior también se pueden encontrar otros tipos de sociedades como las siguientes:

Sociedad Holding Comercial. Una de sus aplicaciones es el pago de dividendos a través de ellas en jurisdicciones de poca o nula fiscalidad.

Sociedad Holding Personal. Custodia de activos en una jurisdicción fiscal “amiga” manteniendo la privacidad y seguridad.

Sociedad Holding Inmobiliaria. Permite la transferencia de bienes inmuebles mediante la transferencia de acciones sin un gravamen por el cambio de propiedad, eliminando también la posibilidad de no poder repatriar”fondos en una venta posterior. Evita los impuestos sobre sucesiones e incrementos patrimoniales.

Sociedad privada de inversión. Para gestionar una cartera de inversión pudiendo reinvertir en todo el mundo sin cargas fiscales.

Sociedad de amparo fiscal. Permite poder negociar en nombre de un fiduciario sin que se conozca la identidad de este. Especialmente interesante para poder obtener precios más bajos en compras en las cuales de conocerse el interesado podrían incrementar su valor. Por ejemplo en la compra de terrenos colindantes.

Sociedad mercantil. Sociedades que entre otras actividades permiten la refacturación, de modo que si compra en otro en país un bien a bajo coste podrá evitar un beneficio excesivo si la compra la realiza la sociedad “offshore” y esta se la vende al precio adecuado a la empresa compradora final.

Sociedad para tenencia de embarcaciones. Permite navegar bajo la bandera de otro país evitando la excesiva legislación e impuestos de IVA y matriculación del propio. Un barco se considera territorio del país bajo cuya bandera navega.

4.-¿Qué sectores de actividad pueden crear o comprar una sociedad offshore?

Las sociedades offshore no están destinadas a un sector económico específico. Sin embargo, estas sociedades se agrupan sobretodo empresas del sector servicios.

5.-¿Qué requisitos se deben cumplir para crear una sociedad offshore?

Las jurisdicciones offshore ofrecen grandes beneficios fiscales a las empresas extranjeras que se establezcan en su país, pero también piden una serie de requisitos.

Entre estos requisitos debemos destacar que:

• Los administradores de la sociedad no deben tener su domicilio en el país elegido para establecer la sociedad offshore.

• La sociedad no podrá realizar actividades comerciales en el país que se establezca ni utilizar mano de obra local.

• La sociedad no podrá usar la economía de la jurisdicción donde se establezca en materia de inversión, subsidios, ni transferencias bancarias.

6.-Ventajas que ofrece una sociedad offshore

Las ventajas legales y fiscales de las que puede beneficiarse una sociedad offshore dependen de la jurisdicción de cada país.

Las más conocidas son la no obligación de pagar impuestos sobre las personas físicas, el impuesto de sucesiones, impuesto de transmisiones o impuestos sobre el patrimonio, el impuesto sobre la renta de las personas físicas o el impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Otro de sus beneficios es la posibilidad de adquirir una sociedad offshore ya creada gracias a la posibilidad de redomiciliación a otra jurisdicción sin detener la actividad de la empresa.  Además, la construcción de estas sociedades es rápida, simple y barata y no requiere grandes volúmenes de documentación.

Por ejemplo, a parte de las ventajas mencionadas anteriormente, Panamá ofrece cuotas bajas anuales de mantenimiento de la sociedad; los socios o accionistas y los directivos no tienen por qué ser panameños; los bienes, los activos o el capital corporativo de una sociedad domiciliada en Panamá pueden encontrarse en el extranjero; o que en las sociedades anónimas panameñas solo una persona puede poseer la totalidad de las acciones sin perder su personalidad jurídica.

Su utilidad es muy variada, desde la realización de actividades comerciales mediante sociedades holding o intermediarias, a la utilización de sociedades con fines personales de protección de patrimonios. Además de las ventajas anteriormente  mencionadas son importantes estas otras:

•Anonimato en las acciones y ausencia de registros de accionistas. La existencia de estrictas leyes de secreto bancario y de protección de datos personales son un elemento muy importante.

•Flexibilidad de estructuras jurídicas con amplios objetos sociales y actividades permitidas.

•Bajo costo impositivo. Tributación muy baja, nula, o con una cantidad fija muy pequeña independientemente del volumen de negocio

•Ausencia de registros contables y bloqueo de información a los distintos organismos de control.

•Protección de los bienes ante situaciones económicas desfavorables bien por la propia actividad económica o bien por reclamaciones económicas de terceros no esperadas.

7.-¿Qué países permiten crear sociedades offshore?

Estas serían las jurisdicciones que han recibido la calificación de offshore por alguna de los siguientes organizaciones internacionales: Fondo Monetario Internacional, OCDE y Tax Justice Network a través de su “Financial Secrecy Index”.

Andorra, Aruba, Bahamas, Bahrein, Barbados, Belice, Bermuda, Botswana, Chipre, Islas Cook, Costa Rica, Curaçao, Emiratos Arabes Unidos, Hong Kong, Irlanda, Islas Marshall, Jersey, Luxemburgo, Macao, Malta, Isla de Man, Mónaco, Panamá, Samoa, San Cristobal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Suiza. Uruguay.

8.-Categorías y ventajas de las sociedades offshore de algunos países.

Es esencial señalar que las jurisdicciones offshore están divididas en 3 categorías.

La primera es conocida como Nil Tax Havens. En estas jurisdicciones no hay impuesto sobre la renta o el impuesto de sociedades; no hay impuesto sobre las plusvalías, e impuesto de sucesiones. Algunos ejemplos son las Islas Caimán, Dubái, Mónaco, Bahamas, Bermudas.

Otra categoría son las Source Exempt Havens. Estas jurisdicciones sólo gravan las rentas generadas localmente; hay exención en la tributación de impuestos a los ingresos obtenidos a partir de fuentes extranjeras (importante: la fuente de ingresos extranjeros no puede provenir de ninguna actividad empresarial local). Algunos de ellos son Panamá, Costa Rica, Hong Kong o Singapur.

Como última categoría están los Low-Tax Havens, en los cuales se pueden obtener ventajas fiscales en situaciones especiales (como las ganancias de capital, royalties, dividendos, etc.), o incluso utilizar sus amplios tratados de doble imposición. Algunos ejemplos son Chipre, Reino Unido, Suiza, Dinamarca, Bélgica, Los Países Bajos, Austria o Malta.

A continuación se detallarán algunas de las ventajas que ofrecen jurisdicciones como Suiza, Hong Kong e Islas Marshall por poner tres ejemplos.

Suiza proporciona grandes ventajas como protección de activos, confidencialidad y privacidad, y ahorros fiscales. Los centros financieros no proporcionan información sobre las empresas offshore a terceras partes (aunque la ley contempla alguna excepción). Suiza ofrece a las sociedades offshore unas obligaciones jurídicas muy laxas.

Hong Kong es otra jurisdicción que se caracteriza por proporcionar grandes beneficios tributarios. Por ejemplo, el impuesto de sociedades en esta jurisdicción es del 16,5%, no tienen impuesto sobre el valor añadido (IVA), impuesto sobre el patrimonio, ni retención de impuestos sobre dividendos e intereses. Además, también hay poca intervención del gobierno en las actividades de las empresas extranjeras y ofrecen la posibilidad de que la totalidad de los miembros de la sociedad sean extranjeros.

Islas Marshall también ofrece confidencialidad a las sociedades offshore que deciden establecerse en esta jurisdicción ya que no tiene tratados con ningún país para intercambiar información fiscal. Esta jurisdicción permite la exención de impuestos sobre la renta de empleados, administradores y accionistas. Además, no es necesario presentar cuentas anuales, las reuniones de sus directivos se pueden realizar en cualquier parte del mundo, así como poseer cuentas bancarias de empresas en cualquier país. Tampoco es necesario que el director de la sociedad resida en dicha jurisdicción y tiene un mínimo de una acción y un máximo ilimitado, con lo que solo una persona puede ser propiedad de la sociedad.

9.-¿Son legales las sociedades offshore?

Hay que señalar que estas sociedades se encuentran dentro de las regulaciones legales y fiscales del país donde se establecen, acogiéndose a sus muy favorables condiciones fiscales.

10.- ¿Qué aspectos se tienen en cuenta para crear una sociedad offshore?

Para establecer una sociedad offshore se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

• Que la jurisdicción cuente con leyes favorables que regulen de manera legal el establecimiento de la sociedad.

• Que la moneda oficial de la jurisdicción sea estable.

• Que la jurisdicción presente estabilidad económica y política.

• Que el sector bancario de la jurisdicción tenga un alto nivel de desarrollo y buenos sistemas de comunicación

También se deben tener en cuenta aspectos como el idioma o la ubicación de la jurisdicción.

12.-¿Cómo se puede crear una sociedad offshore?

Aquella persona que quiera crear una sociedad offshore puede desplazarse directamente a la jurisdicción donde desee establecerse donde deberá proporcionar la documentación necesaria en los organismos correspondientes de cada país.

También existe la posibilidad de contactar desde el país de origen con empresas que se encargan de la tramitación necesaria para establecer estas sociedades sin necesidad de desplazarse al país donde la persona desee establecerse. Estas empresas, además de la tramitación, se encargan de asesorar durante el proceso de registro de la empresa. Generalmente, estas suelen ser empresas de consultoría financiera o legal.

ID-100356001

¿Ha registrado tu despacho de abogados algún pago de dinero proveniente de jurisdicciones offshore?

¿Ha realizado tu despacho de abogados alguna operación con compañías radicadas en estas jurisdicciones?

  • Enviar a un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Campos obligatorios

*